Cuando el vicio es dulce, pasa lo que pasa

El otro día tuve una date. O lo que es lo mismo, una cita. No sonrías por lo bajini, que ya me está costando contarte esto… Decidí ponerme unos pantalones anchos negros con una camiseta blanca y una chaqueta tejana. Lo tengo estudiado, vayas donde vayas con este outfit triunfas como la Coca-Cola. Todo iba según marca el Tratado International de Citas, pero una ensalada de queso de cabra, dos copas de tinto y dos steak tartar más tarde llegó lo que ningún meteorólogo del mundo mundial fue capaz de pronosticar. No tengo palabras para describir la cara que se … Continúa leyendo Cuando el vicio es dulce, pasa lo que pasa