Sara López 1

Sara López, una estrella con 5 puntas

Fan no sería lo que define lo que sentimos por Sara. Es lo siguiente. Ella es luz, sonrisas, transparencia, bondad, y muuuuucho corazón. De esas personas que cuando las conoces no quieres alejarte demasiado por miedo a intoxicarse. Hoy Sara nos trae 8 confesiones sobre ella, su vida y su proyecto Étoile nº 5 que os va a chiflar y permitir conocerla más en profundidad.

1. Cuando eras una niña, ¿cómo te visualizabas de mayor?
Yo quería ser como mi madre, era mi máximo. Quería ser tan guapa y elegante como ella, vestir como ella… ella es médico, de los de corazón gigante y pasión por su profesión. Aún recuerdo cuando algún fin de semana que ella tenía guardia, mi padre nos llevaba a verla. Cuando la veía venir con su pijama verde y su bata blanca flotando en el aire como una capa me parecía toda una heroína. Sin duda quería ser como ella. Mi trayectoria era haber estudiado medicina pero la vida me llevó a estudiar Administración y Dirección de Empresas en Alemania, así que me quedé sin capa blanca.
Sara López
2. Tu proyecto nos chifla y somos muy pero que muy seguidores, pero… ¿cómo empezó todo y por qué?
La historia de Etoile No.5 no es muy romántica, es sólo una historia de una emprendedora más. De esas que han trabajado en grandes compañías, liderando equipos, viajando, viviendo con estrés, gestionando grandes presupuestos y que un día se dan cuenta que sólo ven a sus hijos en pijama. Decidí cambiar de vida, llevar yo las riendas y ser dueña de mi tiempo.  No había nada en el mundo que me hiciera más ilusión que montar un proyecto propio para caerme y levantarme muchas veces. Ahora llevo 3 años de luchas y alegrías, de sonrisas y lágrimas… sin duda la mejor decisión que he tomado en mi vida.
3. Te encanta tener…
Una media naranja complice de mis logros, entre ellos,  3 hijos muy petardos.
4. ¿Qué es lo más loco que has hecho por tus hijos?
La locura con ellos es diaria. Lo más loco que he hecho por ellos es tener 3, dar a tus hijos hermanos y una familia que alborota es sin duda uno de los gestos más generosos que he hecho nunca. A veces aún lo pienso y yo misma me sorprendo que sea madre de tres, que sea capaz de dividirme cada día en tres trocitos, que sepa darles a cada uno su espacio y su cariño, ellos son el motor de todo lo que hago.
Captura de pantalla 2018-04-17 a las 12.53.32
5. Seguro que te acuerdas del momento más bonito de tu infancia, ¿cuál es?
Igual suena a tópico, pero es que yo he sido muy muy feliz. He tenido la suerte de tener una infancia con mucho cariño y alegrías. Lo que más recuerdo es que en mi casa nos reíamos mucho y que siempre había música, mi padre es un amante de la música y es muy moderno, siempre va por delante en todo, gracias a él descubrí la Creedence Clearwater Revival, los Beatles, Tina Turner, Bob Dylan, The Doors, Janis Joplin, Jimi Hendrix… la música de los 60´s es lo más. Ahora tenemos ambos Spotify y estamos todo el día compartiendo listas y descubriendo nuevos artistas. Me va mandando Whatsapps con vídeos tocando el la guitarra, nada se le resiste, es brutal.
6. Dinos algo que algún día dijeron de tí y que te gusta recordar.
Oye, ¡qué entrevista más profund! Veamos… me gusta cuando dicen que soy transparente, buena persona, con gusto y amante de todo lo estético, ahí es nada…
           7. ¿Cómo crees que te recordarán tus hijos durante su infancia cuando ellos sean ya mayores?
Espero que recuerden lo cariñosa que era su madre con ellos y que siempre me tuvieron cerca cuando me necesitaron…. Aunque también recordarán lo pesada y estricta que era, en casa hay normas para todo, lo reconozco.
Captura de pantalla 2018-04-17 a las 12.54.04
8. El mejor sitio del mundo donde estar en familia.
 Cualquier sitio del mundo es el mejor si se está todos juntos. Ahora que ya son algo más mayores y empezamos a viajar con ellos pasamos momentos muy buenos, por ejemplo en verano de acampada en la montaña, o esquiando a tope en invierno, hay que ver cómo esquía el pequeño de 5 años… casi no le sigo. Recuerdo por ejemplo una noche de estrellas fugaces todos tumbados en el jardín con mantas esperando a pedir deseos, yo pedí que no se acabaran esos momentos nunca.
Qué, ¿enamoradas de ella, verdad? Si es que no nos extraña nada. Ella es Sara, tal cual, sin trampa ni cartón. ¡Gracias querida amiga por hacer las cosas tan bonitas!
Compartir en redes sociales: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn