Macro fan de mis mini ídolos

GREASE

¿Sabes cuando ves a uno de tus ídolos por la calle, en el cine, en un restaurante o en el gimnasio? No sé a ti, pero a mí me sube un sudor frío desde los pies hasta la coronilla, los mofletes se me ponen coloraos, las manos me tiemblan y los ojos me brillan como si estuviera a 41º de fiebre. Esto mismo fue lo que me pasó el sábado. Me enamoré. Como una adolescente ‘tonta’, caí rendida a sus pies.

calaflora

Andrea y Sofi, las dos cabezas pensantes de Baby Bites y dos profesionales como la copa de un pino, se plantaron la cámara al cuello, el pinganillo, los focos y, bien armadas de valor, montaron el shooting invernal de la marca. Ca la Flora fue el escenario que señalaron en el mapa desde el primer minuto, un hotelito Bed&Breakfast de Banyoles que si no existiera habría que inventarlo, porque se respira un buen rollete que no es normal… Yo soy de las que se tapa los oídos cuando oye eso de ‘es un hotelito con encanto’, pero claro, ahora entiendo el concepto, y quiero gritar a los cuatro vientos que Ca la Flora es ENCANTADOR. Sólo poner un pie en su patio (El Pati) ya cambias el chip, porque El Pati es auténtico, se respira pasión por los cuatro costados a la vez que tranquilidad. Para más INRI, el personal es más majo que las pesetas y nos cedieron una de sus salas donde hacen Pilates para que desplegáramos nuestro bártulos y nuestro arte.

MAKING OF 3Eran las 12 del mediodía de un sábado. Finales de octubre. Un calor de aquellos de revientan termómetros de mercurio… Asomo la cabeza por la puerta la sala y, de repente, ¡menuda guardería tenían allí montada! Papis dando saltos detrás del objetivo, mamis con chupetes en la boca haciendo los cinco lobitos, bebés incontrolados, no tan bebés con las camisetas que eran blancas a las 9 de la mañana y de repente se habían convertido en auténticos cuadros de Dalí. Flashes, árboles de Navidad, coches de juguete, palomitas. Cubre pañales, baberos, tiburones, orcas. Y muchas risas. Risas para parar un tren. ¡Eso no era una sesión de fotos, eso era una fiesta de amiguitos y amigotes y yo iba loca porque no sabía cómo pedirles a los niños que me firmaran un autógrafo!

1

Estaba en mi salsa, claramente, ¡tenía a todos mis mini ídolos para mí solita! Os relato el panorama porque si no lo comparto con vosotros reviento: Gala llorando cuando no podía abrir uno de los paquetes que había encontrado debajo del árbol de Navidad, Cesc asomándose por el balcón con un coche de palmo y medio en la mano derecha y en la izquierda una cuerda de saltar, y en ese mismo instante Lars con su babero de cuello pico hacía añicos una magdalena rellena de crema de cacao. Andrea intentando hacerle una foto a Oria, nuestra mini paibon de ojazos azules dentro del Tiburón Picnic, y Álex en fase REM sumergido en su Tibu Frambuesa (tenía un poco de fiebre, nuestro angelito). Mientras todo esto estaba pasando, Unai ponía sus cinco sentidos desde su trono, observando todo lo que estaba pasando sin perder ripio. Casi ni parpadeaba. Bueno, de vez en cuando soltaba un ¡guapas! con una sonrisa de oreja a oreja y todas hormonas de la sala se echaban a llorar… Ah, y nuestros modelos más creciditos, Marc y Oriol, hermanos del pequeño Cesc, posando encima de unas butacas de cine antiguas increíbles con un bol de palomitas de colores sólo apto para campeones. ¡Eso era una mina! UN AUTÉNTICO FESTIVAL INFANTIL.

MAKING OF 5

MAKING OF 9

Cómo nos habéis ayudado entre todos a que ese sábado pasara a la historia como uno de los más agotadoramente increíbles de la corta, pero intensa, vida de Baby Bites. Sin vosotros no seríamos ni la mitad de la mitad de la mitad. Papis y mamis, ¡muchas gracias! Tenéis unos hijos que son pa’ robarlos… ¡y nosotras unos mini modelos que ya quisiera Suri Cruise tener la misma gracia! Harper Beckham al lado de vuestros niños es una aficionada.

LesGolfes

A todos los amigos que se pasaron un ratito y pusieron ese punto cómico; a Les Golfes, que nos cedieron muchos de los muebles antiguos y maravillosos que aparecen en las fotos (si tenéis la oportunidad, id a visitarles a la tienda, ¡tienen un talento que ni Rocío Jurado!). A Sergio, el alma mater de SoftHeads, que nos dejó tres de sus obras de arte en forma de ciervos que vestían como nunca en Ca la Flora. No os perdáis su trabajo, ¡a nosotras nos REQUETECHIFLA!

softheads

¡Qué gusto da trabajar rodeados de tanto talento junto!

Compartir en redes sociales: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn