Galletas-de-Mantequilla_A

Galletas de mantequilla, las apetecibles de verdad

La verdad que con este frío pelón que está haciendo en todos lados sólo apetece quedarse en casa, con la calefacción puesta y… ¡hacer galletas! En esta ocasión vengo con una receta de galletas de mantequilla que quita el hipo y engorda el culete, pero que nadie se va a poder resistir, por mucha dieta post Navidad que estés haciendo, ¡aviso!

Galletas de Mantequilla_1

Cuando yo era pequeña no había tantas galletas a escoger en los supermercados, era sota, caballo, rey. Las Marbú Dorada, las Fontaneda y para de contar. Ahora, vas al súper y te puedes pasar horas para escoger unas… Y, sí, son todas riquísimas, pero nada comparado con las galletas caseras de toda la vida. Nosotros en casa siempre las hemos hecho, y me recuerdan tanto a mi infancia que quiero compartirlo con vosotros. ¿Preparados? ¡Vamos allá!

Galletas de Mantequilla_3

Tienes que tener:

125 gramos de mantequilla, 160 gramos de azúcar, 2 huevos, 450 gramos de harina, ralladura de 1 limón, 1 sobre de levadura y 1 pizquita de sal.

Pasos a seguir:

Mezcla la mantequilla con el azúcar. Añade los 2 huevos, la ralladura de limón y la pizquita de sal. Incorpora a la mezcla los 450 gramos de harina y el sobre de levadura hasta que la masa quede homogénea.

Con la masa perfectamente amasada, guárdala con papel film dentro de la nevera hasta que endurezca. Una vez duro, sacar la masa de la nevera, espolvorear con harina y volver a amasar. Ahora, cógete un rodillo y extiende la masa hasta que consigas un grosor de 4-5 centímetros.

Con un corta pastas, corta a tu gusto la masa y coloca la masa sobre la bandeja del horno. Si entre las galletas y la bandejas del horno puedes colocar papel de horno te va a facilitar mucho la operación ‘salida del horno’. Hornea durante 10 minutos a 180-200ºC. Cuando veas que las galletas ya están en su punto, sácalas del horno y déjalas enfriar. No te tires en plancha y te comas toda la bandejas de galletas cuando están recién salidas del horno, que ya sabemos que calentitas apetecen mucho, pero te puede doler mucho la tripa luego… Ah, y para adornar, si quieres puedes espolvorear con azúcar glass.

Galletas de Mantequilla_2

Irresistibles, ¿no?

Imágenes de Pinterest

 

 

 

Compartir en redes sociales: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn