1

Esto de la maternidad es…

1

10 de enero de 2016, 13:14 del mediodía, hora de las patatas, las olivas, los berberechos, hora del vermut… ¡Y hora de Casilda! Sí, señores, Casilda ya está aquí, con sus 3 quilos 30 gramos y sus 49 centímetros, apareció en este mundo cual regalo. Cuando te lo cuentan mola, pero cuando lo vives… La maternidad es dura, pa’ qué vamos a negarlo, y cansada, y sacrificada, y a veces hasta un poco fastidiada, pero es lo mejor que le puede pasar a una mujer.

3

Esto de la maternidad es un descubrimiento, porque de repente, cuando pensabas que te conocías a la perfección, aparecen aspectos de ti misma que jamás habían florecido, como la paciencia. Sí, amigas, sí. Yo nunca fui de las que destacaron por tener paciencia, más bien lo contrario, pero oiga, ahora soy una seda. Ya puede llorar, berrear o lo que sea que no se me hincha la vena. ¡Todo un logro!

4

Esto de la maternidad es vivir en un embobamiento constante. Esos piojillos enanos que llevan tu sangre te emboban, te sonsacan sonrisas en momentos inimaginables, al final del día, cuando no te puedes casi ni aguantar de pie. Pues ellos lo consiguen, no se sabe por qué. Y te ríes, porque no me digas que no, cada vez que ves un bebé por la calle se te cambia la voz, la cara y cambias totalmente de vocabulario: cómo tá eta nina de buaaaapaaaaa… Buaaaapa, síiii, mu buaaaaapa. ¡Ta, ta, taaaaa, gu-gu, gu-gu! No te rías, es así, y lo sabes.

5

Esto de la maternidad es volver a enamorarse. Tengo muchas amigas todavía con el bombo que me preguntan que qué siento, que cómo es esto de ser madre, y después de mucho pensar sobre ello, he llegado a la conclusión de que es casi el mismo sentimiento de cuándo teníamos 15-20 años y nos enamorábamos de un chico, y empezábamos a salir, a conocernos… ¿Sabes ese sentimiento de que no podrías despegarte de él, de darle besos, abrazos, de hacer planes juntos todo el día? ¿Ese sentimiento de proyección con esa persona? Porque las mujeres somos así, cuando nos enamoramos proyectamos nuestra vida con esa persona, y ya nos imaginamos viviendo juntos, formando una familia… Pues yo he vuelto a revivir ese primer mes de noviazgo, de amor incondicional, de que ya puede caer un meteorito que de mi niña no me separa nadie.

6

Y la maternidad es eso mismo, pero multiplicado por INFINITO. ¡Feliz día a todas!

Imágenes de Pinterest y del Facebook de @babybites_.

 

 

Compartir en redes sociales: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn