full frame citron background

Polos refrescantes de limón con hierbabuena

Como este calor me paraliza el cerebro, no se me ha ocurrido un mejor post que es receta de polos refrescantes de limón con hierbabuena, que se hacen en casa en dos patadas y encima te activan las ideas en 3, 2, 1. Además, como no hay cosa que me guste más que investigar en la cocina con los niños, ésta es una idea buenísima para pasar un buen rato con ellos, porque es decir la palabra POLO y se tiran en plancha a la cocina. ¡Son muy graciosos!

298022.TIF

Para empezar, necesitamos 100 ml de agua + 100 gr de azúcar + el zumo de 3 limones + 350 ml de agua fría + la ralladura de 1 limón + menta o hierbabuena.

Primero de todo pondremos en un cazo los 100 ml de agua + los 100 gr de azúcar, lo calentamos con el fuego lento y no dejamos de remover hasta conseguir que el azúcar se haya deshecho del todo. Cuando ya lo tengamos, reservamos. Por otro lado, exprimimos los 3 limones y le añadimos los 350 ml de agua fría + la ralladura del limón. Añadimos unas cuantas hojas de la menta o hierbabuena y removemos a conciencia, machacando bien la hierbabuena para que suelte todo su sabor. Si no nos gustan los tropezones, una vez veamos que la hierbabuena se ha infusionado bien, retiramos las hojas. La mezcla del cazo con el azúcar que hemos deshecho al principio la añadimos a la segunda mezcla con limón y removemos bien para que quede bien mezclado. Rellenamos los moldes de polo y lo llevamos 2h al congelador. Una vez hayan pasado estas dos horas, introducimos los palitos de madera y volvemos a meter otras 2 ó 3h más.

full frame citron background

Un truquillo gamberro para rematar la jugada (solo para adultos, que conste): si os gustan los mojitos, podéis añadir a la mezcla, antes de meter en el congelador, un chorritín de ron…

Compartir en redes sociales: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn