Inteligencia Emocional 3

Inteligencia Emocional, la clave para ser felices

Siempre se ha medido la inteligencia de las personas con los típicos tests de Cociente Intelectual. Con el paso del tiempo, el término Inteligencia Emocional le ha ido ganando terreno a lo intelectual gracias a pensadores como Daniel Goleman. Y es que si nos paramos a pensar, la mayor parte de las decisiones, importantes o no, que tomamos a lo largo de nuestra vida las tomamos influenciadas por las emociones más que por la parte intelectual.

Inteligencia Emocional 1

¿Qué casa me compro?, ¿Con quién me caso?, ¿Escojo un trabajo en el que cobro muchísimo dinero o uno que me llena infinito y que el sueldo no está mal pero no es para tirar cohetes? Hay personas que esta faceta emocional la tienen más desarrollada que otras, pero por otro lado no destacan a nivel de estudios. El típico empollón de la clase, que es una máquina sacando notazas pero tiene una vida personal, emocional y amorosa totalmente vacía. En cambio, son muchos los casos en los que el vago de la clase, graciosete y gamberro, que cuando se hace mayor consigue ser mucho más feliz que el empollón gracias a su exitosa vida sentimental.

Inteligencia Emocional 2

Pero, ¿y cómo educamos a nuestros hij@s para que sean inteligentes emocionales? Estos son los 8 puntos básicos que debes controlar de tus niñ@s:

  • Controlar la ira: los bebés, a partir de los 6 meses, ya desarrollan el sentimiento de la rabia. Unos gritan como posesos, otros pegan, otros muerden… por eso, desde el principio hay que marcan unos límites y lanzar mensajes que les lleven a razonar y empiecen a tener control de ello.
  • Reconocer las emociones básicas: a partir de los 24 meses, l@s niñ@s empiezan a reconocer las emociones, porque es cuando realmente empiezan a interactuar con los adultos y niñ@s de su alrededor. Por eso es básico iniciarles en los sentimientos básicos: la alegría, la tristeza, el miedo o la rabia gracias a fotos de rostros preguntándoles qué creen que les pasa. Este ejercicio es importante para que desarrollen la empatía. Una vez lo hayan interiorizado, hacia los 5 años los niñ@s ya tienen que saber dar nombre a las emociones: ‘estoy enfadado porque…‘, ‘estoy contento porque…‘, ‘tengo miedo porque…‘, etc.

Inteligencia Emocional 3

  • Afrontar esas emociones: antes de que el enfado se convierta en rabieta es importante decirles a los niñ@s que no hace falta llegar a estos extremos de enfado sin límites sino que hay que expresar lo que uno siente para que no acabe en una pataleta o peor.
  • Desarrollar su empatía: preguntas como ”¿crees que después de tu comportamiento tu padre está orgulloso?” o ”¿por qué crees que tu prima se ha ido llorando?” son importantes para que se hagan preguntas.
  • Fomentar la comunicación y la escucha: hacer que los niñ@s interactúen a través de preguntar, juegos, etc. es imprescindible en su educación. Es importantísimo que expresen su opinión y sentimientos y sepan dialogar con los adultos. Pero igual que es básico que se comuniques también hay que enseñarles a escuchar, a que hay momentos en los que hay que callar para que el otr@ hable y se comunique con nosotros. Por eso hay que hablarles despacio, de frente y acabar las frases preguntando si han entendido y están de acuerdo.

Inteligencia Emocional 4

  • Las emociones secundarias: a partir de los 10 años empiezan a descubrir otras emociones como el amor o la ansiedad. Una buena comunicación padres-hij@s es básica para que se puedan comunicar sin miedo y se sientan seguros.
  • Diálogo democrático: es imprescindible enseñarles desde pequeños que hay que dialogar y pactar de forma democrática, ya que en muchos casos los enanos se piensan que son pequeños dictadores en su casa. La familia es la base de la sociedad y un buen ejemplo es el mejor aprendizaje.
  • Expresar las emociones sin miedo: que expresen lo que les preocupa o les hace felices con total confianza es un pilar clave para el fomento de la Inteligencia Emocional. Si los padres les damos las herramientas para que se puedan expresar libremente desde pequeños también lo harán a medida que se hagan adultos, y estas herramientas son básicas para que vayan madurando y puedan integrarse en la sociedad y ser felices en ella.
Imágenes de Google Images.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir en redes sociales: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn